¿Y si nunca encuentro el amor de mi vida?

By Psicomata - 04 mayo


¿Por qué hay personas que no encuentran el amor?
¿Y si nunca encuentro el amor?


Si alguna vez pasa esta pregunta (o parecida) por tu cabeza y tienes un amigo o amiga psicóloga con el que puedas compartir tu malestar, preocupación o desilusión por seguir solo, por favor, no le pongas tan fácil poder rebatir este pensamiento y procura formular esta preocupación de otra manera para que tu amigo psicólogo se lo "curre". 


A priori, estás utilizando tres términos que están más presenten en personas pesimistas que en personas optimistas. Estás usando tres fórmulas de los pensamientos automáticos negativos que se trabajan en terapia:


1.     Y si...: en Psicología son muy famosos los "ysis": y si me caigo, y si tengo un accidente, y si no me cogen, y si no le gusto, y si hago el ridículo, y si me va mal, y si, y si, y si... ¿y si te mueres? Pues. si te mueres, se acabó. ¿A qué eso no te lo has preguntado ninguna vez cuando te has ido a enfrentar a algo? No has ido a una entrevista de trabajo y has pensado: ¿y si me muero delante del entrevistador y tienen que coger mi cadáver? Pero seguro que te has planteado: ¿y si tartamudeo? ¿y si no sé contestar algo? ¿y si me pongo rojo? ¿y si no me cogen? Preguntas que te haces a ti mismo y las ves comprensible.

Sin embargo, la pregunta de la muerte la verías ridícula ¿verdad? No vas a estar preguntándote a cada rato si vas a morir. Pues todo puede pasar y nada puede pasar. Si normalmente, no tartamudeas ¿por qué vas a tartamudear en esta situación? Pero es que si lo haces: ¿te crees que la persona anterior o posterior a ti en las entrevistas no ha tartamudeado? ¿te crees que el entrevistador no ha tartamudeado nunca alguna vez que se haya puesto nervioso? ¿Te crees que el hecho de ser tartamudo impide que te cojan en un puesto de trabajo?

Los "ysis" que no son racionales y nosotros le damos tanto valor. Tenemos que aprender que la mayor parte de las ideas irracionales empiezan formuladas por esas dos palabras. Si lo sabemos, tendremos más posibilidad de identificarlas y eliminarlas. 

2.     Nunca: ¿no había otro adverbio de tiempo que utilizar? Vete a Word, escribe "nunca" y comprueba los sinónimos. ¿Te dan ganas de echarte a llorar? "Jamás, en la vida, de ningún modo, encontrarás al hombre de tu vida". ¡Toma! Eso es lo que te acabas de decir, no solo porque estén en el diccionario de sinónimos, más bien porque están en nuestra cabeza. Estás haciendo una atribución permanente y, ya lo sabes, lo que pensamos que es permanente, no se puede cambiar. Estamos alejando nuestras posibilidades. 

3.     De mi vida: vida es otra palabra interesante para buscar en los sinónimos del Word y sustituirla en la pregunta formulada: "¿y si nunca encuentro al amor de mi existencia?”. ¿Suena exagerado? Pues eso es lo que tú le acabas de decir a tu cerebro. Esperar al amor de "tu vida" no es solo limitante porque deja fuera de esa posibilidad a todas las personas del mundo excepto a una, además, es egoísta porque genera presión sobre la otra persona. Si estás al principio de una relación en la que todavía no se sabe si va a salir o no, no creas que diciéndole "eres el amor de mi vida" le vas a enamorar. Es demasiada presión para cualquier persona sentir que es algo tan importante para alguien, demasiada responsabilidad saber que eres el único y último responsable. 

Estos pensamientos, este tipo de cuestionamientos, son el motor de la depresión y, ahora, te pregunto: ¿cómo se podría reformular de un modo más optimista esta pregunta? 


21/noviembre/2012 666


  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios

Gracias por compartir tu experiencia!!!

Alternativas a la tristeza: leer.

Sergio Fernández