La delgada línea entre ser pesada y ser pasota

By Psicomata - 09 abril


Pasos que debo dar cuando empiezo a salir con alguien
Aprender a fluir en los inicios. No forzar. Dejar sorprenderse. 

Cuando se termina una relación, muchas veces, no sólo estás triste por lo que se acaba de terminar. Muchas veces y, aunque suene bastante egoísta, te sientes mal por la pereza que te da pensar que en un futuro próximo o lejano, tendrás que empezar una nueva relación. Volverás a los típicos:

- ¿Por qué no me ha llamado? ¿Le gustaré? Yo creo que pasa de mi. ¿Le llamo yo?
- ¿Le llamo hoy? Es que ya fui a verle el domingo. ¿Pensará que soy muy pesada?
- ¿Cuándo es bueno que le vuelva a llamar?
- Le digo de quedar o pensará que voy detrás de él.
- Si se me nota mucho que me mola, va a pasar de mí. Pero es que ya llevo una semana sin verle. A lo mejor se va a creer que paso. ¿¿¿¿¿Qué hagoooooo?????

Cuando eres más joven, estas situaciones suelen ser más fluidas. No sé si será por la "inocencia" que tienes (aún conoces poco de lo enrevesados que podemos ser los seres humanos en las relaciones personales) o porque la mayoría de las veces el acceso a tu posible pretendiente es más fácil pues es tu compi de pupitre en el insti o vive en el bloque 12, dos más para allá del tuyo. Pero cuando eres mayor y cada uno de nosotros estamos entretenidos en nuestros trabajos, con cada una de las obligaciones que impone la vida, además de los ratos de ocio, difícil es saber cuándo es el buen momento de contacto.

Así, nos podemos pasar horas y horas, yendo a "chequear" el móvil, a ver si tienes un whatsapp, una llamada que se haya perdido o un mensaje en alguna red social. Y miras su whatsapp y ves que hace cincuenta minutos que se conectó la última vez y te preguntas ¿por qué no me ha escrito? o mucho peor ves que está en línea y te preguntas "¿le escribo? ¿le escribo??? Ayyy qué hago??? qué está en línea? Ayy, ya se fue. Ya no está en línea. ¿Le escribo?"

Dejar fluir es algo que se debe de aprender. ¿Qué contradictorio, verdad?

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios

Gracias por compartir tu experiencia!!!

Alternativas a la tristeza: leer.

Sergio Fernández