Criterios para que una relación a distancia funcione

By Psicomata - 23 abril

¿Se enfría la relación cuando estamos en la distancia?
¿Cómo saber si una relación a distancia está funcionando?
Antes de ver los criterios, vamos a señalar un punto importante y que también tiene influencia a la hora de que una relación funcione o no en la distancia. Este criterio es el de "¿cómo habéis llegado a estar en la distancia?". El porqué estáis separados influye en la relación a distancia.

Existen dos formas en las que se puede haber generado una relación a distancia:
  1. La primera de ellas es la de una relación de una pareja consolidada que vive en la misma ciudad y, de repente, uno de los dos tiene que irse a otra ciudad por alguna razón, normalmente, laboral.
  2. La segunda es la de dos personas que se conocen en un sitio y cada uno es de un lugar de procedencia diferente y deciden empezar una relación a pesar de la distancia. 
Psicológicamente, parece más fácil empezar en la distancia y proponerse acabar en la misma ciudad que empezar en la misma ciudad y tener que separarse. Uno de los motivos por los que se puede deber es porque cuando tú tienes una vida en tu lugar de residencia es más fácil añadirle a esa vida espacios para estar en pareja, aunque ese espacio sea en la distancia. Sin embargo, cuando tu vida es tu pareja y la separación te exige formarte otra vida en un lugar diferente, entonces, tienes que gastar muchos recursos y energía en adaptarte al nuevo lugar y si tenemos una pareja que se ha quedado en el sitio y que se encuentra sola porque nos hemos marchado, soportar sus reproches además de toda la adaptación que nosotros mismos tenemos que hacer en el nuevo lugar puede ser demasiado. Además, muchas veces se conoce gente nueva que nos hace dudar de nuestras relaciones anteriores tanto a nivel de pareja como a nivel de amistad. En el segundo caso, el hecho de que tú ya tengas tu vida consolidada y quieras apostar de verdad por esa persona hace que sea más probable que funcione.

Todo lo anterior dependerá de cada caso. Veamos los criterios que sí influyen en cómo va la relación. 

Criterios para que una relación a distancia funcione:

¿Cómo hacer para que una relación a distancia funcione? Algunas de las variables que ayudan a que una relación a distancia funcione son las siguientes: 
    1. El transporte: es uno de los puntos más importantes a la hora de poder mantener una relación a distancia. Veamos qué motivos lo hacen tan relevante. 
      • Su precio: el hecho de que sea caro o barato influye mucho en el número de veces que puedes cogerlo para ir a visitar al otro. En este sentido, me parecería interesante que las compañías ferroviaras como Renfe o áreas como Ryanair, Vueling o Iberia, hicieran campañas a favor de las relaciones a distancia creando bonos nominales con el nombre de los dos miembros de la pareja para que pudieran compartirlos y así desplazarse para verse más frecuentemente con precios especiales. 
      • Las alternativas del transporte: no es lo mismo empezar una relación a distancia en la que puedas ir a visitar a tu pareja en coche o en tren o en avión, que una relación en la que solo puedas estar conectado con ella o solo en avión o solo en tren o solo en coche. De nuevo, también influye en el número de veces que os podéis ver. 
      • Duración del viaje. Para mí hasta pasar 5 horas en un trayecto, el destino está cerca. Ese es mi límite para considerarme cerca de mi pareja. Eso no significa que no se pueda tener una relación con una persona que esté más lejos, dependerá de cada uno. Cada uno sabrá cuál es su límite. Todos tenemos un límite de distancia que podemos pasar en un viaje para considerar al otro cerca o lejos y dependerá de las necesidades de cariño de las que hablábamos. Desde mi punto de vista, dos personas que se encuentran a cinco horas de distancia o menos están cerca. ¿Por qué? Porque cinco horas es un tiempo bueno en el que puedes trabajar, puedes hacer alguna llamada pendiente, puedes aprovechar a leer, puedes hacer varias actividades que hagan que el viaje pase más o menos rápido.
    1. Objeto de la relación: ¿Cuál es el objetivo de la relación? ¿Es temporal o es una relación con vistas a la larga? Si es relación temporal durará el tiempo que queramos hacer el esfuerzo para seguir viéndonos cuando podamos, el tiempo que creamos que nos merece la pena. Si es con vistas a la larga tenemos que ponernos una fecha límite en la que vamos a estar juntos. Más abajo explicó cómo hacer esto. 
    2. Formas de comunicación en la distancia: En la distancia hay situaciones que no podemos dejar a la espontaneidad como, por ejemplo, la forma en que nos vamos a comunicar:
      • Número de veces que se habla al día. Tenemos que decidir cuántas veces debemos de hablar al día para sentirnos cerca el uno del otro. Para ello, tendremos que tener en cuenta las obligaciones de cada uno y si algún día concreto y de manera extraordinaria tenemos que cambiarlo porque existe alguna actividad extra que tenemos que realizar.
      • Forma en la que se habla. ¿Vamos a hablar por mensaje? ¿Por teléfono? ¿Por videollamada? ¿Vamos a hablar en algún momento determinado por teléfono y otro por videollamada? De nuevo, tenemos que establecer qué es lo que necesitamos para sentirnos juntos. Por ejemplo, al menos, una vez al día tenemos que hablarnos por teléfono para escucharnos y cada dos días si se puede hacer una videollamada de unos 20 minutos para poder vernos. Las videollamadas son una ayuda fundamental a la hora de mantener una pareja a la distancia, por eso, mi recomendación es no pasarse más de dos-tres días sin verse siempre que se pueda. En caso de que no, utilizaremos la llamada. 
    1. Número de veces que os veis: en este sentido, para tomar esta decisión hay que tener en cuenta los transportes y el coste de ellos. Influye los kilómetros de distancia, el precio de los medios de transporte y la libertad en los trabajos y obligaciones personales. Para mí, una relación en las primeras etapas que se puede ver cada dos fines de semana no es tanto una llamada relación en la distancia.
    2. Posibilidad de tomarse unos días libres en otros momentos: por ejemplo, si vuestro trabajo permite acumular días libres y poder estar una semana en el lugar del otro es muy interesante porque vas a acompañar al otro en su vida diaria y no en la vida del fin de semana que al fin y al cabo es otro tipo de vida diferente. Si podéis hacer de vez en cuando esto, la relación se irá consolidando.
    3. El hecho de que tu pareja haga un esfuerzo para pasar tiempo a solas contigo: cuando vamos a visitar al otro y entonces nos saca con sus amistades todo el rato, nos lleva a hacer cosas y nunca se para, se puede llegar a tener la sensación de que no se ha disfrutado del otro completamente. Por eso, es importante crear espacios para parar y estar un rato juntos a solas charlando sobre la vida sin hacer nada.
    4. No puede viajar siempre la misma persona, hay que turnarse: hay temporadas que estamos más callejeros y otras más caseros, por eso, tendremos que escuchar a nuestro cuerpo, pero tienen que ser los dos los que hagan el esfuerzo de viajar para verse porque si no la persona que siempre viaja puede sentir cansada o puede sentir que la otra parte la quiere menos.

    ¿Cómo se pone la fecha límite en una relación a distancia? 

    Lo mejor es proponer un margen de tiempo que sea más o menos largo. No deberíamos decir un momento concreto porque, primero, puede causar frustración si no lo cumplimos, segundo, porque normalmente las decisiones vitales no pasan de un día a otro. Necesitan tiempo para ejecutarse. Por poner un ejemplo: sabemos que el Doctorado que está estudiando termina en dos años en el mes de junio, pues diremos que dentro de dos años entre los meses de junio y diciembre volveremos a vivir juntos.

    Es muy importante ponerse un límite de tiempo tras el cual volveremos a estar juntos. De nuevo, el límite de tiempo dependerá de qué tipo de persona seamos (más o menos necesitados de cariño), la prisa que tengamos por estar juntos y aquello que tenemos que hacer en el otro lugar que nos tiene separados. Pero tener puesto un límite hace que estemos más tranquilos, además de que no tengamos que estar hablando todo el rato del tema "¿cuándo vamos a vivir juntos?" que es un tema que puede quemar la relación. Por eso, ponte un límite temporal, pero que ese límite no sea un día o un mes concreto, si no un plazo más largo de tiempo. 

    Cumplir todos estos requisitos influirá en que tu relación a distancia funcione con facilidad. 









    • Share:

    You Might Also Like

    0 comentarios

    Gracias por compartir tu experiencia!!!

    Alternativas a la tristeza: leer.

    Sergio Fernández