No puede atenderte. Estoy cambiando la foto del whatsapp

By Psicomata - 22 mayo

La foto y la frase de Whatsapp, la foto y el comentario de Facebook,  la foto del Tinder, la frase ingeniosa del Twitter, las fotos de Instagram, de nuevo un comentario en el Facebook,  el post de la semana con su respectiva imagen... Como se suele decir, "un sin parar"...

Vivir para los demás, demostrar que disfrutamos, que somos ingeniosos, guapos, guapas, creativos, que estamos bien, que estamos mal, tristes, enfadados, irónicos, sarcásticos, bellos, pacientes...

Escribir frases en tu estado dirigidas a otros, subir canciones en tu muro que te gustaría dedicar a ese alguien especial, eliminar a los "amigos" del Facebook, a los amantes y ex - amantes,  volverles a pedir amistad, decir "no lo digo por nadie" y tener un claro destinatario...

Cambiar de opinión continuamente, volver a pensar lo mismo, ser incongruente, crear polémica, decir lo que piensa la mayoría, lo que todo el mundo quiere oír, ir de radical...

Cortarte el pelo y colgarlo, pintarte el pelo azul y colgarlo, hacerte un tatuaje y colgarlo, ponerte una gorra y colgarlo,  dejarte bigote y colgarlo ("¿Qué pensáis? ¿Me queda bien o me afeito? ¿Os gusta este bigotillo?"), peinarte y colgarlo...

Divertido, ameno, entretenido, útil, pero insuficiente...

Adicción a las redes sociales
Estar más pendientes de vivir en las redes sociales que de nuestra vida





  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios

Gracias por compartir tu experiencia!!!

Alternativas a la tristeza: leer.

Sergio Fernández