Sparklehorse

By Psicomata - 19 enero

       Siempre me han fascinado las historias de los suicidas. Creo que esta atracción hacia ellos es algo generalizado. Nos interesa aquello que es desconocido para nosotros hasta el día que tomas la decisión de suicidarte. El día que decides que tu vida tendría más sentido si ya no estuvieras, entonces, ese día los suicidas dejan de tener atención y empiezas a ver la forma en que estos han acabado con su vida.

       A través de indagar en las listas de amigos en Spotify descubrí un grupo de música que luego me encantó. Su nombre de difícil pronunciación Sparklehorse era algo difícil de retener en la memoria, tanto que para escribirlo he tenido que volver a buscarlo. 

       Lo descubrí en mayo de 2010. Siempre he sido muy inquieta en este sentido: cuando algo me interesa, investigo para conocer más en profundidad los componentes del grupo, de dónde proviene la formación, cómo se llama el tipo de música que hacen -siempre me ha costado hacer categorías de tipos de música-. Entonces, lo lo puse en la Wikipedia y descubrí que el cantante se había suicidado dos meses antes. Y me enfadé. Me enfadé con él, con una persona que ni conocía, ni nunca había hablado con ella, ni hasta entonces había formado parte de mi vida. Pero me enfadé porque en ese momento comprendí que nunca iba a poder escuchar nada nuevo que él crease. 

      No obstante, todavía tenía un gran proceso de descubrimiento por delante, de toda la música que había compuesto en sus años de vida y que ahora me esperaba en la red para que me deleitara.


  • Share:

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Tratas un tema muy peliagudo María. Para mi -por una razón- es algo inconcebible, muy triste. Supongo que quien que toma esa decisión tan extrema siente algo que los demás no podemos entender.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Es un texto que escribí hace bastante ya. La verdad que en esa época "investigué" varios casos parecidos en la música y muchos músicos que compartían actitudes similares ante la vida. Creo que los músicos (grandes músicos con carreras exitosas como éste) son un ejemplo de que los seres humanos necesitamos muy poco para vivir. Que por más que tengamos, no vamos a ser más felices.

      Me alegra verte otra vez por aquí Clara.Te echaba de menos!

      Un besito!

      Eliminar

Gracias por compartir tu experiencia!!!

Alternativas a la tristeza: leer.

Sergio Fernández