Diferencia entre alegría y felicidad: la historia de Miriam

By Psicomata - 13 agosto

Voy a aprovechar este post para contar una historia de la vida cotidiana



Ayer me paré a pensar en la diferencia entre "ser alegre" y "ser feliz". Para ser sincera, no había caído en esta distinción de forma espontánea. Todo vino provocado por un párrafo que encontré en un bonito libro.

La verdad que me gustó hacer ese pequeño stop en este párrafo -de mi vida-. Me sirvió para darme cuenta que siempre, durante toda mi vida, he estado equivocada. Solo he pretendido ser feliz y, si hacemos caso a la distinción que hace esta autora, a través de su personaje, las personas felices son "felices por algo", dependen de algo para ser feliz. Sin embargo, la alegría sale de dentro, es una forma de ser.

A partir de ahora, quiero ser alegre. Quiero ser alegre como Miriam: 10 meses seguidos en Londres, sin vacaciones, lejos de la familia y los amigos, en un trabajo duro, con un salario demasiado escaso para esta ciudad y siempre, siempre, siempre, sonriendo, a pesar de todo. Miriam es el ejemplo de una historia cotidiana de esta dura ciudad.

Me alegra pensar que yo para los demás soy una persona alegre como para mí lo es Miriam, pues los demás no pueden tener la culpa de que estemos esperando a que llegue "algo" para ser feliz.


  • Share:

You Might Also Like

5 comentarios

  1. Buenos días.Veo que como el Guadiana has vuelto a salir a luz.Como decía Baltasar Gracián,lo bueno si breve,dos veces bueno.Me ha gustado mucho el plan-
    teamiento y aún más la conclusión.
    Felicidades y una vez más gracias.
    Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio. Tengo que confesar que las conclusiones varían a veces, pero es que la vida no es una línea recta.

      Un abrazo,

      Eliminar
  2. Me "alegra" tu decisión, ver la vida de otros colores ayuda a seguir. Yo siempre he sido alegre, aún en los peores momentos soy algo sarcástica, y eso suaviza un poco según que situaciones.
    Bienvenida de nuevo.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la bienvenida y perdón por la ausencia.

      Tu blog transmite alegría, tu persona transmite alegría. Sé que eres una persona alegre.

      Eliminar
  3. La alegria es pasajera, es momentanea, es emocional, en cambio, la felicidad es tu ser interior, es paz, es tranquilidad, y es permanente, tu puedes estar molesto, con dolor, frustrado pero si entiendes que estos sentimientos, son parte de la convivencia humana, entonces seras consciente que tu felicidad, mediante tu paz y tranquilidad siempre estara en tu interior, no importando lo que pase en tu exterior.

    ResponderEliminar

Gracias por compartir tu experiencia!!!

Alternativas a la tristeza: leer.

Sergio Fernández