Relaciones peligrosas

By Psicomata - 14 enero


Me he acostado con un chico que tiene novia
Cuando te gusta alguien que tiene pareja
                                                              

Al igual que se utiliza la prevención de riesgos laborales para mejorar la salud y salvaguardar la vida de las personas trabajadoras, los seres humanos deberíamos utilizar un sistema preventivo para proteger nuestros sentimientos. Antes de decidir empezar con una relación de las consideradas a priori como "peligrosa" para la salud mental podríamos pensar qué capacidad de afrontamiento tengo para soportar ese tipo de relación. Creo que en general somos capaces de intuir si una relación nos hará daño o no a la larga. 

Parece frío pero tenemos una oportunidad antes de enamorarnos para tomar decisiones. Después todo es muy complicado. Hay un momento en el que todavía tenemos capacidad de control sobre los sentimientos hacia esta persona. Una vez que hemos tenido la primera cita a solas, hemos dado el primer beso o en el mejor de los casos de aguante hemos tenido el primer encuentro, ya empieza a ser difícil. 

Cuando notes que te estás enamorando de una persona que tiene pareja, te tendrías que hacer dos cuestiones y dependiendo de las respuestas así deberías de continuar o retirarte. Sería como las evaluaciones de riesgo que hacen los servicios de la prevención en las empresas:

La primera cuestión a valorar es si eres una persona dispuesta a compartir relaciones. Hay personas que no les importa que su amante, novio o como lo quieras llamar, tenga otra relación “principal” mientras que este esté al 100% el tiempo que pase con ella. Si eres de este tipo de personas sigue adelante. Si no te gusta compartir, por favor te recomendaría que no quedaras ni siquiera con él a solas.

Pero si eres una persona de las que te gusta compartir y no te importa ser “el otro” o “la otra” mientras que esa persona emparejada esté contigo al 100% cuando estéis a solas deberías hacerte otra pregunta: ¿Tienes paciencia? En general, las relaciones de pareja implican mucha paciencia, pero una relación de este tipo mucha más porque a las típicas excusas y dificultades para que funcione una pareja prototípica se le añaden cientos de problemas de estar con una persona que ya tiene pareja. Por ejemplo, el simple hecho de intentar concretar una cita, además de las variadas excusas como “hoy no puedo porque he quedado con los amigos", "hoy tengo padel", " hoy tengo que ir a taichí” se añade una situación nueva más y es que además no está disponible siempre porque tiene pareja y hay momentos en los que ni te podrá coger el teléfono, ni te podrá wasipear porque estará con su pareja e incluso, puede ser que te pida que evites comunicarte a determinadas horas. Y esto sólo para quedar. Imagínate si quieres contar con ella para compartir tus problemas, cuando ella ya tiene los suyos propios, los de su pareja principal, y los etcétera. Si tienes la paciencia suficiente, adelante.

Hay una tercera cuestión fundamental y clave y que la he eliminado de las principales puesto que si estás pensando en esto a priori, entonces partes con un gran problema y es ¿qué esperas de esa relación? Esto es fundamental porque si no esperas nada, entonces puedes llegar a estar satisfecha. Pero me temo que aunque tu respuesta haya sido "no espero nada", te puedo decir que quizás es porque llevas poco tiempo compartiendo a esa persona. Es sólo cuestión de tiempo que necesites más a esa persona, que cada vez quieras pasar más y más tiempo con ella, que quieras compartir más con ella. 

Por lo que, aunque en un primer momento cuando respondiste la encuesta dijeras "nada", resulta que ahora te empieza a molestar la existencia de otra persona, que cuando te habla de su pareja principal te enervas más rápidamente y ya no quieres que comparta contigo esos problemas que antes podía compartir, esas contrariedades que le preocupaban de su pareja principal. Con suerte, y si tienes mucha paciencia y no te importa compartir, esa persona tarde o temprano podría empezar una relación contigo. Es muy raro que se eternice una relación de este tipo para siempre (aunque todo es posible). Pero si no tienes paciencia y empiezas a presionar, lo más probable es que te abandone y entonces no sólo te sientas triste porque una relación ha terminado, si no es que además te sientas infravalorada y te preguntes ¿es que acaso no soy suficiente para ser la única para una persona?

Esto no son matemáticas, ni siquiera las matemáticas dan siempre el mismo resultado pero podría ser interesante tener en cuenta los resultados de esta evaluación de riesgos:

Preguntas claves
NO
¿Eres una persona dispuesta a compartir?



¿Tienes paciencia?



¿Esperas algo más de esa relación?



Recuerda que la vida ya es bastante dura para sufrir más inútilmente. Si todavía no le has besado, contesta ¿eres fuerte para asumir  los riesgos emocionales?


  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios

Gracias por compartir tu experiencia!!!

Alternativas a la tristeza: leer.

Sergio Fernández