Programados a sufrir. Conversaciones en el baño.

By Psicomata - 31 enero


-        ¡Sabes que nuestra amiga está mal!
-        ¿Qué le pasa?
-        Está triste
-       ¿ Le ha pasado algo malo?
-        No, nada. Pero quizás se está cansando de lo bueno que le había pasado.
-        ¿Y eso?¡con lo ilusionada que estaba!
-        Yo creo en parte porque le está viendo la parte mala a todo esto y esa parte no le gusta. Claro es que no nos acostumbramos que todo lo bueno también conlleva su parte mala
-        ¿Por qué?
-        Que… ¿¡por qué!? ¡Porque nada es perfecto! En todas las cosas buenas, siempre hay algo malo.
-        ¡Qué tontería! Hay cosas que son solo buenas y no tienes por qué tener una parte mala. ¿Por qué has de sufrir?

Esta conversación de baño de bar, me hizo volver en la cuenta en lo programada que estoy para sufrir. Nos han metido una y otra vez pensamientos, desde el típico de “para presumir hay que sufrir” hasta “todo lo bueno tiene un final”. Vivimos en una especie de purgatorio vital en el que damos por hecho que la manera de llegar a la felicidad es el sufrimiento. Es como la condena que tenemos que pagar por ser felices, porque se cumplan nuestros sueños. Como si cuanto más suframos habrá una recompensa mayor. Nuestra particular penitencia .

De hecho, muchos padres y madres que tratan a sus hijos de una manera estricta y dura, sienten que lo hacen por su bien. Creen que enseñándoles a sufrir, les están enseñando a afrontar de una manera mucho más fuerte las problemáticas de la vida. Probablemente esos padres, sin saberlo, lo que están consiguiendo es sensibilizar a sus hijos para que se fijen en el lado malo de las cosas. Sensibilizarlos para estar más atentos a todo lo negativo que existe, para estar “alertas”.

Programados a sufrir
¿Estamos programados a sufrir?


Es como cuando te está pasando algo malo y de repente te dicen: "Pues...lo malo nunca viene solo". ¿Por qué decimos eso? ¿Es que queremos hacer daño? Seguro que no. Pero, probablemente, a partir de ese momento a esa persona le vendrán (verá) más situaciones malas y, si no le vienen, ya tendrá esta frase como detector de sufrimiento y así en cuanto le pase cualquier cosa que no sepa cómo interpretar, la interpretará desde un punto de vista negativo. Por qué nunca nadie dice cuando oye que a alguien le están pasando cosas buenas “lo bueno nunca viene solo”. Seríamos incapaces de decir esto porque, incluso, creeríamos que estamos llamando a la mala suerte

¿Cuántas veces te han dicho "lo bueno nunca viene solo"? Espero que muchas. 

  • Share:

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Ciertamente hasta nuestras propias células llevan ya este tipo de programación, por eso sería bueno que los que hemos tomado consciencia de ello, empecemos a educar a los niños desde esta nueva consciencia, así en un futuro el mundo sufrirá menos.
    La bese de todo está en la creencia del no merecimiento, de pensar que por el simple hecho de ser personas no somos merecedores de todo lo bueno y que si algo bueno llega a nuestras vidas sin sufrir es suerte, no algo normal y merecedor.
    Si queremos atraer a nuestras vidas algo bueno, tendremos que empezar a enfocar nuestros pensamientos en el merecimiento.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Angélica, estoy totalmente de acuerdo contigo. Cuando alguien consigue algo solemos utilizar mucho el: "jó, ¡qué suerte ha tenido!". No sólo no tenemos en cuenta el esfuerzo de esa persona, sino también, por qué no, la ilusión que ha puesto.

      Eliminar
  2. Quiero entender que el bien y mal son estados o momentos en los que todos los seres vivos tenemos que pasar. Desde una gacela en la que es atacada por el león, y que este momento es malo para la gacela, será bueno si se salva de la captura, y para el león será bueno porque tiene comida si la caza y malo si no la caza.
    Los seres humanos no somos diferentes de los animales, y a lo largo de la vida, siempre pasaremos etapas buenas y malas, momentos dulces y momentos amargos, va en nosotros.
    El sufrimiento tiene muchos significados, sentirse mal físicamente, sentir un daño moral, recibir con resignación un daño moral o físico, aguantar, soportar. Para mí este sufrimiento inicio y fin de un estado de nuestra vida, va en nosotros.
    Sufrir al inicio de una relación sentimental, sufrir al final de una relación sentimental, va en nosotros.
    Por tanto para mi, los buenos ratos y los malos ratos son cortos. Pero el estado de “nada” este si es largo…..

    ResponderEliminar

Gracias por compartir tu experiencia!!!

Alternativas a la tristeza: leer.

Sergio Fernández