ELLA, mi amiga

By Psicomata - 02 diciembre

Dice que me quiere pero me deja
Me quiere, pero no me quiere. 
                                                             
                                                                                   
   Le acaban de romper el corazón a una amiga (ELLA) . Ha sido un chico (ÉL) con el que había empezado a mantener una relación, aún nada serio, todavía en fase “nos estamos conociendo” . ÉL le había propuesto quedar mañana en la mañana para una “cañita al sol”. Todas las amigas (y amigos) en una reunión este mediodía lo hemos juzgado positivamente porque hemos coincidido que cuando alguien al que hasta ahora sólo has visto de noches te propone quedar por la mañana y ¡un lunes!, es porque quiere algo más...  Cuánto nos hemos equivocado. 

         ELLA y ÉL han empezado a hablar (la noche de antes) para concretar la cita "mañanera" y supongo que un sentimiento de culpa lo suficientemente fuerte antes de irse a la dormir y siempre difícil de mostrar a la cara ha servido para que ÉL le dé un anticipo de la reunión de mañana.

      ELLA ha descubierto que no es una reunión casual o una cita de esas que se van sumando hasta que consigues conocer perfectamente hasta los dedos de los pies del otro. Es la cita para confesar que realmente está enamorado de OTRA (OTRA con la que, para que se quede más tranquila ELLA, aún no ha pasado nada). Y esto era algo que hasta este momento dudaba pero que haber tenido un affair con ELLA le ha servido para darse cuenta que está enamorado de OTRA. Como dice mi amiga: “estar conmigo le ha servido para desojar la margarita y el último pétalo ha sido: la quiero”.

        Ahora mismo soy la única amiga que lo sabe, la única a la que se lo ha contando y de verdad que no sé qué decirle. ELLA que siempre dice que yo le doy muy buenos consejos y, hoy, cuando más los necesita, me ha dejado sin palabras. Y, por supuesto que, aunque estoy triste y desilusionada,  no voy a tirar de topicazos (“si será ca….”). No voy a usarlos, porque sé que mostrando mi ira voy a dañarle más. Además ni tan siquiera lo pienso. Creo que él ha cometido un error. Simplemente, bastante doloroso.

    Y el mayor error que ha cometido no es no darse cuenta que estaba enamorado de OTRA ANTES de enrollarse con mi amiga, ANTES de decirle lo guapa que era y ANTES de alabarla por lo mucho que le gustaba a sus amigos que ellos estuvieran juntos. El mayor error que ha cometido es escoger para darse cuenta a una persona herida.  Eso ÉL no lo sabía cuando la escogió ya que dudaba de si realmente estaba enamorada de la OTRA o de ELLA. Porque las heridas del corazón que ELLA tiene, no se ven, porque en realidad no sangran. ÉL no sabía que ante una apariencia tan segura y firme como mostraba mi amiga, se escondía justamente la persona más lastimada que podía haber escogido para comprobarlo. Precisamente, la que no quería abrir su corazón porque “Mari, tengo miedo que al final me haga daño”. 

    Mi amiga se convirtió en una mujer de transición



  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios

Gracias por compartir tu experiencia!!!

Alternativas a la tristeza: leer.

Sergio Fernández